Editorial para Boudoir Inspiration

Boudoir Inspiration es una magazine que tiene un índice de difusión en redes sociales bastante interesante, en parte por el estilo de fotografía “Boudoir” que está a la orden del día y en parte por la confusión que tiene parte de la sociedad con este estilo que lo percibe cómo fotografía erótica, y debido a ello tiene mucho reclamo entre el público masculino.

Cómo fotógrafo, durante el 2019, he exprimido el estilo boudoir, en cuanto a proyectos personales es mi estilo preferido sin duda, algunos de los aspectos que lo convierten en mi preferencia son referidos al resultado pero en gran parte referidos al proceso:

  • El equipo fotográfico tiene muy poco riesgo de ser dañado, al ser Shootings de interior, normalmente en hotel o apartamento. 
  • Puedes montar un set de iluminación o decoración, puedes estar mejor aclimatado si es un día cálido o frío y tienes intimidad (no circulan personas ajenas a la sesión por el lugar).
  • Los posados son más naturales y cuando se requiere forzar el cuerpo, las superficies son blandas (sofás, butacas, cama, etc.) por lo que las modelos pueden estar más relajadas y que fluya la naturalidad de los movimientos.
  • La luz ya viene difusa o filtrada, las ventanas y cortinas producen a veces un efecto de difusor de la luz natural la cual la hace más blanca que en el exterior y menos dura, aun siendo el mediodía.
  • Simplemente con la orientación de la luz y el ángulo de la toma puedes generar contornos de luz y siluetas elegantes sin posados exagerados.
  • Etc.

Pero que es el estilo Boudoir? Es un estilo que pretende plasmar la feminidad de la mujer en escenas cotidianas, escenas de intimidad y donde la serenidad debe primar en la escena. Por ello, lo más común es la lencería, la ropa básica y ese tipo de prendas de estar por casa. También se pueden integrar variaciones en el estilo con prendas de moda que puedan romper la monotonía, así cómo se puede integrar el desnudo o semidesnudo en las escenas, siempre que se mantengan los principios del estilo boudoir.

Algunos aspectos que creo diferencian la fotografía Boudoir de la fotografía erótica (que no es lo mismo que pornográfica) son el uso de los estilismos (un conjunto de lencería negro cambia por completo si añadimos tacón de aguja y medias de rejilla), las expresiones faciales son más sensuales, se mira más a cámara y otros detalles pequeños que cambian todo. De hecho son los detalles los que harán caer en lo vulgar a una fotografía en este estilo, no por ser más cómodo es más sencillo, al revés, es difícil de ejecutar el proceso y de cuidar los aspectos psicológicos que implican a la modelo. Si tuviera que poner dos palabras clave para determinar el estilo boudoir serían: naturalidad y elegancia.

Tras esta introducción al estilo y a la revista debo hablar de lo ocurrido. Y es que tuve una enorme suerte! Una modelo profesional de Madrid, Melanie de Toni estuvo una semana en la isla trabajando, la seguía hace meses y estuve tras ella pendiente de poder hacer algo especial. Una de las especialidades de Melanie es el desnudo artístico, lo cual en Mallorca prácticamente no hay expertas en el estilo. Así pues, y visto que a veces esta magazine admite desnudo en naturaleza, dado que dividimos la sesión en una parte en playa y otra en interior, a la hora de seleccionar las fotos para la revista y debido a ser abril decidí que el desnudo artístico en la playa de Punta Negra sería una muy buena elección para la editorial.

Y efectivamente, éxito rotundo y a la primera (normalmente no te aceptan los trabajos de este tipo en muchas revistas debido a las exigencias), nuestra pequeña aportación se puede ver en la revista Boudoir Inspiration de Junio 2019 volumen 2.

Agradecer a Melanie que quisiera publicar, dado que la idea surgió a posteriori de la realización de las fotografías y cuando publicas en magazine las fotos cedidas tienen unos derechos de exclusividad con la revista temporales, por los cuales no puedes publicarlos en otros medios antes de la fecha de vencimiento de la exclusividad.

Editorial para Salysé Magazine

El pasado mes de abril tuve la suerte y privilegio de poder fotografiar para una marca internacional nacida en Berlín y con sede en New York: Pia Bolte Couture.

Su diseñadora Pia vino a Mallorca durante una semana a desconectar y poder elaborar contenido interesante para realizar una publicación de moda editorial para magazines.

Hasta ahora no había podido acceder al mundo editorial de la moda, poder ser publicado en revistas de moda internacionales donde se muestran trabajos fotográficos de calidad es difícil. Gracias a esta oportunidad que surgió de casualidad, nuestro trabajo ha sido publicado en el Volumen 5 de la revista en el número 55 correspondiente a junio del 2019.

Algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de optar a Salysé fue una buena selección de fotografías, tuve que cambiar el chip, no guiarme por el tipo de encuadre que busco para redes sociales y poder ofrecer fotos de diferentes planos y encuadres. También tuve que tener en cuenta que se trataba una editorial basada en una marca de ropa, por lo que era fundamental que se viera esta con calidad. Por ello los planos generales con los vestidos y los planos medios con las chaquetas eran importantes. Así mismo y aunque en mi estilo de fotografías verticales no suelo dejar mucho aire, sí que en alguna tuve que optar por este estilo.

Otro aspecto importante en esta sesión de fotografía de moda fue la búsqueda de modelos, la diseñadora acudía con una modelo alemana (Franziska Holzer) de 1,80m y necesitábamos dos modelos femeninas más así como uno masculino. Encontrar modelos a partir del 1,76m en Palma de Mallorca es realmente difícil, existen algunas que suelen estar ya bajo el amparo de agencias de modelaje, por lo que para este trabajo tuve que tirar de imaginación y ante todo no jugármela, por lo que conté con modelos que ya conocía de trabajar con ellos y que sabía que iba a obtener buenas fotos.

Mi equipo de trabajo para la sesión editorial estuvo marcado por la colaboración con Carmen Brescia, una maquilladora italiana que bien podría ser modelo y que me gusta muchísimo sus acabados.

Así pues el equipo para el Shooting fotográfico fue:

  • Anne Victorie Siess, modelo que se estrenó conmigo en febrero y que se manejó con mucha soltura y calidad, 1,76m.
  • Paula Vilardell, con quien pude trabajar en agosto 2018 en playa y pude apreciar su progresión en posados y gestos, 1,71m.
  • Franziska Holzer, una modelo de altura y con mucha experiencia, da gusto trabajar con modelos profesionales, el trabajo fluye y el resultado se obtiene más rápido, 1,80m.
  • Eliot Parc, de los pocos modelos masculinos que considero masculino y elegante en la isla, sin duda para mí fue un acierto, 1,86m.
  • Carmen Brescia como Make Up Artist.
  • Pia Bolte cómo estilista y diseñadora de la marca.

Para llevar a cabo las fotos no utilicé mi equipo fotográfico habitual, dado que tuve el hándicap de tener mi lente de trabajo en reparación, la cual es la Sony 24-70mm 2.8f GMaster. Tuve que trabajar con mi Sony Alpha 7 Mark3 con mi todoterreno 24-240mm el cual me salvó del aprieto con una calidad notable que apenas se percibe en el resultado final dado que abarca las mismas focales.

Para finalizar y cómo conclusión del trabajo realizado, es que cuando vienen profesionales o marcas del extranjero y te proponen repetir con ellos significa que el trabajo ha agradado y que has dado un pasito más en tu crecimiento profesional. Fui propuesto cómo uno de los fotógrafos de moda editorial para el Model Camp que se realizó posteriormente en Junio por Pia y otros diseñadores, de esto os hablaré próximamente.